El mundial se decide en la última curva

Hamilton consigue el campeonato del mundo en los últimos 500 metros. Momentos antes rozaba el ridículo al dejar pasar otra gran oportunidad.

Hasta cinco vueltas para el final, Hamilton y Massa hacían lo que tenían escrito en el guión. Massa lideraba la carrera a la espera del error de Hamilton y el británico estaba en una cómoda cuarta plaza.

Pero la lluvia ha hecho acto de presencia en las últimas 5 vueltas y todo ha cambiado. Muchos pilotos han sustituido sus neumáticos de seco a intermedios, relegando a Hamilton a la sexta posición por detrás de Vettel mientras Massa continuaba primero, en esos momentos Massa era virtual campeón del mundo. Y así ha sido hasta la última curva, cuando inesperadamente Hamilton y Vettel han adelantado a Glock que continuaba con neumáticos de seco circulando mucho más lento que ellos. Un final parecido a Spa, pero con mucha más transcendencia.

Cuando Hamilton ha cruzado la linea de meta, por detrás de Vettel, se ha visto una de las escenas más curiosas, los dos paddocks celebrando la victoria del campeonato del mundo, el de Ferrari ha tardado unos segundos en darse cuenta que en la última curva, Hamilton ha adelantado a Glock, situándole en la quinta posición, necesaria para alzarse con el cetro de campeón.

Fernando ha vuelto a demostrar su pilotaje al quedar por detrás de Massa en una meritoria segunda posición.

A cinco vueltas del final, he visto a un Hamilton controlando muy bien la situación y haciendo lo necesario para ganar el campeonato del mundo, pero con la lluvia ha vuelto el piloto inseguro y nervioso, dejándose adelantar por Vettel y volviendo a ser el hazmerreir de la F1. ¿Qué hubiera pasado si Hamilton vuelve a perder el campeonato? Seguramente ya no se quitaría el sanbenito de perdedor de encima para el resto de su carrera. Pero la F1 es así, y en su último golpe de ironía, cuando Massa ya celebraba que era campeón del mundo, Glock ha convertido a Hamilton en un héroe.

No se vosotros, pero a mi me queda la sensación que Alonso sigue estando muy por encima de los demás pilotos, y este año ha ganado el menos malo del resto. También creo que este mundial dará mucha más confianza a Hamilton y posiblemente el año que viene no cometa muchos de los errores que ha protagonizado las dos últimas temporadas.

Sólo espero que el año que viene Alonso tenga un coche que le permita competir de tú a tú con los demás.

Preguntas frecuentes | Contáctanos | Aviso legal | Política de privacidad | Cookies | Herramientas de SEO

© BINT